América Latina en 130 películas

Por Iván Pinto Veas

Biografía +
Crítico de cine, investigador y docente. Licenciado en Estética de la Universidad Católica y de Cine y televisión Universidad ARCIS, con estudios de Comunicación y Cultura (UBA, Buenos Aires). Editor del sitio http://lafuga.cl, especializado en cine contemporáneo. Editor dehttp://elagentecine.worpdress.com, blog de comentarios y crónicas de cine. Colaborador de diversos medios nacionales e internacionales. Ha realizado clases en varias universidades nacionales, entre ellas: Universidad de Valparaíso, Universidad de Chile, Universidad Católica, UMCE. Entre los temas que desarrolla se en docencia, se encuentran: historia y estética del cine latinoamericano; historia y teoría del cine documental; crítica de cine. Actualmente realiza los cursos “Cine contemporáneo” en la Escuela de cine ICEI, y “Sensibilidad contemporánea” en la escuela de cine de Chile. Crítica de cine en Diplomado de teoría y crítica de cine (UC) y en Diplomado de escrituras críticas (UCV) Co- editor de la antología sobre Raúl Ruiz "Fantasmas, simulacros yartificios" (Uqbar 2010), y de “La zona Marker” (Ediciones Fidocs, 2013) en torno a la obra del fallecido Chris Marker. Ha colaborado además en diversas publicaciones sobre cine chileno y latinoamericano entre las que destaca su participación en los libros “El Novísimo cine chileno” (Uqbar 2011) y “Prismas del cinelatinoamericano” (Cuarto Propio, 2012). Durante el año 2013 y 2014 programa junto a Claudia Aravena el ciclo “Visones Laterales” de cine y video experimental en Cineteca Nacional de Chile . Actualmente: cursa Doctorado en estudios latinoamericanos (Universidad de Chile) y es becario Conicyt. Durante el primer cuatrimetre del 2015 se encuentra realizando un seminario en la Universidad Nacional de Cordoba sobre cine latinoamericano.
 
 

Uqbar editores confirma su política editorial de cine con América Latina en 130 películas de Jorge Ruffinelli, un libro-objeto, de cuidada edición que tiene la gracia no solo de ser único en su edición local -el libro fue un encargo específico de la propia editorial- si no también el de marcar un precedente: se enfatiza no solo el cánon, si no que a su vez un cierto placer espectatorial, de la mano de uno de sus principales expertos que en primera instancia transmite un cierto afecto, amor, cercanía al objeto: sus lectores, somos, pues, nosotros, espectadores latinoamericanos, y este libro es una invitación no sólo a descubrirlo, conocerlo, sino también a disfrutarlo.

De ahí esa bella excelente selección de fotogramas que acompaña cada reseña y comentario; de ahí el tono cómplice, amable de su escritor, que página tras página parece acompañarnos en el anecdotario lleno de historias, recovecos, información confidencial; de ahí también una cierta coherencia- extraña y amplia, querendona, pero continua- entre película y película, de ahí también la invitación a reconocernos en ellas, sumergirnos y una cierta vuelta a ese espejo demandante del espacio audiovisual latinoamericano, la promesa – pequeña, cauta- de una cinefilia latinoamericana, que pueda, alguna vez, bajo este nombre, reclamar esas imágenes.

Este es un recorrido por la diversidad tanto geográfica del continente (Argentina, Colombia, Brasil, Bolivia, Perú…), como poética (desde miradas documentalizantes a universos cerrados, asfixiantes), por diversos tópicos inevitables que van de la denuncia social (Los Olvidados como momento fundacional del imaginario cinematográfico latinoamericano), a la recreación histórica (Húsar de la muerte), de la apuesta por cierto realismo mítico (Glauber Rocha, Littin) a una revisitación del género clásico, en versión localista (desde la primera cinta de Cantinflas, a los melodramas de Emilio Fernández, la revisión del noir de Aristaraín); y aún, un cierto prematuro vanguardismo (La inevitable Límite de Mario Peixoto, como antecedente y caso único). El libro, es, entonces, un repaso por las apuestas, y aquello que hemos querido ser como cinematografía en determinados momentos, el registro fabulado de la historia, sus procesos e interrupciones. Desde aquí una celebración y un llamado alerta ¿cuántas de estas cintas hemos podido ver en nuestras pantallas? ¿ cómo enseñarlas, y desde ahí hacer florecer una cierta pedagogía del cine latinoamericano? ¿de qué modo enfatizar esos reconocimientos? Son algunos de los desafíos pendientes que inquietan después de su lectura.

 

 
Como citar:
Pinto Veas, I. (2010). América Latina en 130 películas, laFuga, 11. [Fecha de consulta: 2017-06-26] Disponible en: http://2016.lafuga.cl/america-latina-en-130-peliculas/423