Entrevista a Carlos Nuñez

Por Carolina Urrutia N.

Biografía +
Carolina Urrutia es académica e investigadora. Profesor asistente adjunto de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile. Tiene un Magíster en Teoría e Historia del Arte y es candidata a Doctor en Filosofía con mención en Estética de la Universidad de Chile. Es directora de la revista de cine en línea laFuga.cl, autora del libro Un Cine Centrífugo: Ficciones Chilenas 2005 y 2010, y directora de la plataforma web de investigación Ficción y Política en el Cine Chileno (campocontracampo.cl). Ha sido profesora de cursos de historia y teoría del cine en la Universidad de Chile y la Universidad Adolfo Ibáñez y autora de numerosos artículos en diversos libros y revistas.
 
 

Junto con sacar nuestras propias conclusiones, Carlos Nuñez, creador y director del Santiago Festival Internacional de Cine, saca las suyas. En esta entrevista da cuenta de sus motivaciones, expectativas y proyecciones con respecto a futuras versiones del SANFIC.

Carolina Urrutia: ¿Qué los motivó a organizar un festival de estas características?

Carlos Nuñez: Por un lado, la necesidad de poder acceder a un cine de calidad, de circuito mundial, de directores de prestigio y de jóvenes talentos que se pasean por los festivales mas importantes y diversos del mundo: Rotterdam, Sundance, Cannes, Berlín, Toulouse, Buenos Aires, etc. Es a nuestro juicio el cine que hay que ver. Nuevas tendencias, variadas formas de producción, temáticas cercanas y lejanas, cine asiático y latinoamericano que no esta llegando a nuestras salas. Por otro, la idea de que Santiago y Chile tengan un nuevo espacio donde se reúna cinematografía internacional de calidad mundial, con cine chileno y latinoamericano.

Nos parece necesario y una de las ideas centrales es “subir” a Chile al circuito mundial de festivales. Queremos que films de calidad mundial lleguen a Chile y tanto el público como la crítica, la industria y todos quienes se sientan identificados, puedan acceder a un cine actual, de calidad, renovado, ya que está marcando pauta en todo el orbe.

Además, uno de los objetivos fundamentales es abrir espacios al cine chileno y potenciarlo, y si se configuran los elementos que puedan hacer posible esto, no me cabe la menor duda que podremos encontrarnos con más producciones nacionales en certámenes que nuestro cine aún no conoce. Es un trabajo a mediano y largo plazo que creemos es muy necesario y que con la unión de todos los agentes respectivos se puede lograr.

C.U.: ¿Crees que en Chile se vea el cine como un evento cultural? ¿Es Chile un país cinefilo?

C.N.: Me parece que sí. Creo que hay un publico ávido de conocer y deleitarse con un cine nuevo, de calidad mundial, diverso y esta primera versión de SANFIC lo demostró. Transformar a una ciudad en un epicentro cinematográfico toma tiempo. Y que un certamen cinematográfico se transforme en símbolo privilegiado de cultura de una ciudad también toma tiempo. No me cabe la menor duda de que SANFIC se transformará en eso. Creo que con el tiempo, Chile nos demostrara fehacientemente que es un país cinéfilo y que ve y siente el cine como parte de su vida.

C.U.: ¿Cómo ves la escena cinematográfica en Chile (tanto cinéfila como productiva)?

C.N.: Un poco lo que decía anteriormente. Por ejemplo México, que es un país mucho más grande que Chile, produce 15 películas anuales. En Chile a estas alturas, con bastante trabajo, se está produciendo la misma cantidad que en México. El tema está en las formas de trabajo, los contenidos, la difusión, la distribución, etc. México tiene mucha más presencia en el mundo que Chile y sin embargo produce lo mismo. Por lo tanto hay que generar canales de difusión y distribución, de alianzas y nuevos negocios, de promoción… en fin.

Con un trabajo donde todas las partes de la industria chilena participen, podemos impulsar tanto la producción de películas chilenas como de todos los sectores que se relacionan.

C.U.: ¿Se cumplieron las expectativas que tenían para esta primera versión del SANFIC? ¿Cuáles eran?

C.N.: Absolutamente. Nuestra primera meta era que el festival existiera, es decir, que se hiciera. Bastante fue el trabajo, la inversión, las ilusiones así es que había que llegar a puerto y de buena forma.

Por otro lado, vincular sectores como privados, prensa, crítica, gobierno, embajadas, instituciones relacionadas al cine, escuelas, es muy importante ya que eso te grafica si hay interés y puedes de alguna forma legitimar la plataforma de un festival como industria, etc. Eso se logró.

El apoyo de la prensa fue muy importante y lo tuvimos a cabalidad. Sobrepasó todas nuestras expectativas y se notó que hacia falta un certamen con esta programación y línea de trabajo.

En cuanto al público, la semana que estuvo el festival en Hoyts, fue mas del 40% de lo que tiene Hoyts en una semana. Aproximadamente 6.000 personas, lo que para una primera versión de un festival de estas características en cinco días, es muy bueno.

C.U.: Respecto a los problemas detectados por la prensa, en relación a la “falta de atmósfera de festival”, “proyecciones en DVD”, “proyecciones a destiempo”, “problemas técnicos”, etc., ¿Qué nos puedes decir? ¿Qué crees que pasó?

C.N.: Bueno… estoy al tanto de los “problemas” que detecto parte de la prensa. Lo leí. Respecto a “la falta de atmósfera del festival” no me parece. Primero, al pensar un festival en un lugar geográfico como Hoyts (el cine mas grande y con mejor tecnología y comodidad del país para algunos) hay que pensarlo en su entorno. Se sacaron actividades de salas para hacerse en pleno primer piso como una forma de intervenir el cine para incluir a la gente que asiste al cine y eso funciono muy bien. Eso ya es un cambio en vez de encerrar todas las actividades en salas, sólo para algunos, me parece atrasado y que no aporta en mucho. En varios festivales del mundo se hace de la misma manera y si quieres educar e incluir creo que es una buena forma.

En realidad, no sé que entenderán por “atmósfera” pero previo al inicio del festival ya venían apareciendo notas y reportajes en un montón de publicaciones, había mucha gente al tanto que comenzó a comentar el tema en bares, restoranes, cafés, etc. Había mucha gente emocionadísima con el certamen, con los invitados internacionales que vendrían y que vinieron, etc.

Para nosotros lo mas importante en esta primera versión era traer muy buen cine (ese cine que sólo podrás ver en otros festivales y no en Chile), jurado de prestigio, invitados de calidad. Creo que de alguna forma eso es la atmósfera de un festival.

De todas formas, para nosotros las criticas constructivas son muy importantes y se toman en cuenta.

Sobre las proyecciones en DVD sólo fue una y debo mencionar que ningún festival en el mundo, ya sea Cannes o cualquier otros clase A, proyecta todo en 35mm.

Las proyecciones a destiempo tienen que ver con el trabajo en conjunto con Hoyts (primera vez que Hoyts hace un festival de este tipo) y con la gente de subtitulaje. Son detalles técnicos que con el tiempo se afinan.

C.U.: En relación a la prensa, ¿Sientes que hubo apoyo y buena cobertura ¿Sientes que hubo diálogo con la critica ?

C.N.: Hubo muy buena cobertura y apoyo. Entre todos tenemos que potenciar las cosas que son para el país, para nuestra gente, para nuestro cine y en ese sentido, la prensa entendió muy bien el mensaje.

El diálogo con la critica estuvo muy bien. Por ahí habría que hacerlo mas expedito y fluido y durante todo el tiempo y no sólo para algunos eventos. Nosotros en ese sentido estamos abiertos a todo tipo de propuestas, debates, foros, charlas, etc. La idea es ir creciendo entre todos y generar un espacio de critica de verdad, que tenga asidero, que trabaje bien los contenidos y que tenga opinión para mover cosas.

C.U.: ¿Cómo ves la relación entre asistencia de público, publicidad y apoyo de los medios?

C.N.: Por el lado de los medios, habría que comenzar a trabajar antes para hacer una cobertura mas amplia. Pero como te decía antes, es un trabajo a largo plazo. La idea es que el público vaya incrementándose cada año. En todos los festivales del mundo se da el mismo fenómeno. Hay que ir creando nichos, abriendo otros, vinculando a otros, etc. Ampliar a su capacidad máxima la cantidad de gente que asista a las salas. Ese es un trabajo de todos durante todo el año. Hay que ejercitarlo todo el tiempo para que de poco vayamos siendo mas los que asistamos a eventos culturales.

C.U.: ¿Cuáles son los planes a futuro, viene un SANFIC 2006? ¿Cuál es el plan de acción?

C.N.: Estamos en proceso de evaluación y realizando balances. Pero desde ya nuestra intención es comenzar a trabajar la versión 2006 ahora a inicios de septiembre. Tal vez asistiendo a Toronto o a San Sebastián para ya ir programando películas. Sin lugar a dudas realizar SANFIC 2006 es un gran desafío, pero trabajaremos para eso.

 

 
Como citar:
Urrutia, C. (2005). Entrevista a Carlos Nuñez, laFuga, 1. [Fecha de consulta: 2017-04-28] Disponible en: http://2016.lafuga.cl/entrevista-a-carlos-nunez/80