Jarhead

Guerra americana

Por Roberto Doveris

 
 

Pareciera que la voz en off se ha vuelto un recurso cómodo capaz de suplir cualquier tipo de carencias y, por lo mismo, se recurre a ella más frecuentemente de lo que se debiese. Aunque “Jarhead” la utiliza, y usa además varios de los recursos necesarios para hacer comerciable una cinta, el resultado es un buen trabajo, en donde efectivamente hay cabida a una mirada reflexiva en tanto personajes y su contingencia histórica.

Sam Mendes (”American Beauty”) en ‘Jarhead’ ha tomado varias decisiones inteligentes; alejándose del género bélico, posiciona su nueva producción como una película de individuos, presentando, de esa forma, la historia mediada por el punto de vista del protagonista, y haciendo que los personajes y su evolución tomen preponderancia, tal como hizo en su trabajo anterior.

“Jarhead” no recurre a tópicos de películas de guerra. No vemos una violencia extrema, acción exagerada o un dramatismo exacerbado y se arriesga al rechazo de un público acostumbrado a la representación clásica de los conflictos bélicos en donde el aire épico ensucia la verdad y la sensibilidad potencial de los relatos. En “Jarhead” no hay héroes ni villanos y se sabe de antemano que no es el destino de la tierra el que está en juego, sino el interés de más de un par de naciones.

La misión que tiene el grupo al cual Anthony Swofford pertenece (interpretado por Jack Gyllenhaal y basado en el personaje real) es proteger una enorme hectárea de petróleo de un posible ataque enemigo, estableciendo desde ya la causa primaria de la guerra desatada. Este escuadrón debe permanecer vigilando la reserva en medio del desierto a lo largo de varios meses; el calor, el ocio y la distancia hacen efecto en los soldados que esperan con ansia el momento de entrar en acción. Así se va evidenciando la manera en que opera esta lógica armamentista, desde un duro entrenamiento en el servicio militar en donde se les inculca xenofobia, patriotismo y agresividad hasta el momento del enfrentamiento, cuando ya no están sólo dispuestos, sino que dichosos de matar al enemigo. Jóvenes que no han podido ingresar a la universidad, que no poseen un futuro más “digno” que la milicia o que han creído en la falacia de luchar por la nación, se ven enfrentados primero a un tratamiento hostil que a la vez los hostiliza, los violenta y les produce una insana ansiedad por asesinar para después convertirse en material de guerra.

Ante tal retrato, cabe preguntarse ingenuamente cuál es la verdad detrás de todo esto. Es una pregunta incómoda, poco indagamos en el entramado de los conflictos políticos y generalmente la única verdad que aceptamos es que la guerra nos repugna. En este terreno “Jarhead” corre ciertos riesgos y lo primero que puede debatírsele es que cuenta la verdad de los vencedores y que aparentemente desprecia cualquier tipo de referencia al mundo árabe: sus apariciones son visualmente lejanas, sombras y cadáveres irreconocibles. Esto nos dice, sin embargo, que este retrato tan profundamente norteamericano habla honesta y parceladamente de lo que conoce; Sam Mendes no habla de otra cosa que de la realidad que lo rodea y a la cual pertenece, sería imprudente e inconducente el pretender abarcar toda la verdad de esta tragedia, son demasiados puntos de vista, hay tantos como personas involucradas en este conflicto. Lejos de poner en tela de juicio el móvil de la guerra, al menos no de forma explícita, la cinta se preocupa por ir develando a sus personajes, las relaciones que se establecen entre ellos y cómo son afectados por algo mucho más grande que ellos (en ese sentido el retrato de los soldados se hace demasiado benévolo en ciertos momentos). Por esta razón “Jarhead” se vuelve un cuento de anhelos, decepciones, ausencias, afectos, miedos, lealtades, necesidades y comportamientos netamente humanos. Quizás este vuelco de la mirada que propone el director nos quiere recordar que la guerra no es algo que esté más allá, independiente a nuestra voluntad, sino que es organizada, hecha y batida por hombres.

Título:  Jarhead

Director: Sam Mendes

País: Estados Unidos

Año:  2005

 

 
Como citar:
Doveris, R. (2005). Jarhead , laFuga, 1. [Fecha de consulta: 2017-09-20] Disponible en: http://2016.lafuga.cl/jarhead/148