Super Size Me

Sueño Americano

Por Carolina Larraín Pulido

 
 

En Norteamerica todo es grande, los autos, las autopistas y también su gente… Así comienza el documental Super Size Me de Morgan Spurlock, quien luego se convertirá en el conejillo de indias de un experimento sólo apto para locos; alimentarse durante un mes de la comida producida por la cadena de fast food más famosa del mundo, Mc Donalds. Todo esto con el caballeresco y comprometido fin de probar los efectos de esta comida (que ya es casi una piedra angular de la alimentación norteamericana) en su organismo y a la vez revisar una serie de hechos ligados a los hábitos alimenticios de su país, el país más gordo del mundo.

El experimento de Spurlock es inspirado por el caso de dos hermanas que demandan a Mc Donalds por haberlas hecho ¨sobrepeso¨ el año 2002. El caso fue perdido por las hermanas demandantes ya que el juez decretó que ¨cada persona es responsable de lo que come¨, pero en términos de la opinión pública este caso abrió todo un debate respecto a los límites entre las responsabilidades corporativas y las personales. Super Size Me despega desde aquí, revisando hasta qué punto una comida que se publicita como ¨saludable y nutritiva¨ logra demostrarlo siendo ingerida diariamente como alimento único.

Para la realización de su plan, Spurlock se asesoró por médicos que supervisaron y midieron los cambios en su organismo desde el inicio de su dieta. A pesar de las fuertes recomendaciones en contra de su proyecto de parte de estos y de su novia que es chef de comida vegetariana, Morgan Spurlock prosigue en su epopeya. Luego de hacerse una serie de chequeos médicos nuestro barón rampante parte a recorrer el país según un mapa de gordura por región geográfica, para probar Mc Donalds en distintas localidades, hablar con personas de cada localidad y conocer la situación de distintos colegios del país en torno a la creación de hábitos saludables para futuras generaciones de norteamericanos. Como se imaginarán, los resultados son bastante alarmantes, especialmente si lo vemos bajo la mira de Spurlock que sostiene que el problema no es solo del Mc Donalds sino más bien de la instauración y masificación de una ¨cultura de la gordura¨, una ¨cultura del exceso¨.

Es una revisión de las fisuras en el sueño americano que refleja como las premisas que guiaron patrones de comportamiento desde los sesenta comienzan a caer, por su propio peso , marcando los primeros indicios del fin del sueño y el comienzo de la pesadilla.

El atractivo del documental se encuentra tanto en el aporte del tema y su aplicabilidad a escala mundial, como también en el atractivo que genera Spurlock como personaje y el dinamismo general que tiene la película. La obra se escapa de la lógica tradicional del documental acercándose mucho al formato televisivo MTV (que no es extraño al revisar que Spurlock trabajó realizando videos para este canal y otros tales como NBC, SONY, ESPN y TNT). Se centra más bien en la elaboración de una inteligente obra activista de carácter simple, divertida, accesible, y sobre todo gringa.

Super Size Me es un filme entretenido y dinámico que te deja con ganas de correr a inscribirte en un gimnasio y llenar el refri de ensaladas o simplemente cerrar la boca. Es un documental taquillero de gran éxito internacional que puede fácilmente pasar a ser una película de culto como lo fue en cierto sentido Bowling for Colombine o Fahrenheit 911 de Michael Moore, aunque si lo que estás buscando es un documental con gran valor artístico, este no debe ser tu opción para el fin de semana.

Título: Super Size Me

Director: Morgan Spurlock

País: Estados Unidos

Año:  2004

 

 
Como citar:
Larraín, C. (2005). Super Size Me, laFuga, 1. [Fecha de consulta: 2017-03-30] Disponible en: http://2016.lafuga.cl/super-size-me/159